Luis paret prado: pintor español del rococó francés

Contenido
  1. Los inicios de Luis Paret Prado
  2. La relación con el infante don Luis y su destierro
  3. El regreso a Madrid y sus últimos años
  4. El legado de Luis Paret Prado
    1. Autorretrato en el estudio: Una mirada a la vida de Luis Paret Prado

Luis Paret Prado fue un pintor español nacido en Madrid en 1746 y fallecido en 179Aunque su nombre no es tan conocido como el de otros artistas de su época, como Francisco de Goya, Paret dejó un importante legado en el entorno del arte. Fue uno de los pocos pintores españoles que adoptó el estilo rococó francés, siendo comparado con Jean-Antoine Watteau, uno de los máximos exponentes de este estilo.

Los inicios de Luis Paret Prado

Paret nació en Madrid de padre francés y madre española. A los diez años ingresó en la Real Academia de San Fernando, donde recibió clases de Antonio González Velázquez, discípulo del pintor napolitano Corrado Giaquinto y director de la Academia. Fue en esta época cuando Paret comenzó a desarrollar su estilo pictórico, influenciado por la estética rococó y el gusto por los tonos pastel.

En 1763, el infante don Luis, hermano menor de Carlos III, se interesó por el talento de Paret y decidió costearle una estancia de tres años en Roma. Durante este periodo, Paret tuvo la oportunidad de perfeccionar su técnica y ampliar su conocimiento artístico. También recibió clases de dos artistas franceses residentes en España en ese momento: Augustin Duflos, joyero del rey, quien le enseñó dibujo, y Charles François de la Traverse, quien se convirtió en su profesor al regresar Paret de Roma en 176

La relación con el infante don Luis y su destierro

Paret mantuvo una estrecha relación con el infante don Luis, quien se convirtió en su mecenas y protector. Sin embargo, esta relación tuvo un final trágico en 1775, cuando Paret fue acusado de proveer mujeres jóvenes al infante. Como consecuencia, Carlos III desterró a Paret de Madrid. El pintor vivió tres años exiliado en Puerto Rico y en 1778 regresó a España, estableciéndose en Bilbao, donde permaneció hasta 178

Marquesado de prado: historia y nobleza en españa y alemania

Durante su estancia en Bilbao, Paret no solo se dedicó a la pintura, sino que también diseñó varios edificios públicos y fuentes para la ciudad. Además, creó una serie de vistas de los puertos de Bermeo, Pasajes y San Sebastián, que fueron utilizadas para decorar las casas de campo de Carlos III. Estas pinturas reflejan la influencia de Claude-Joseph Vernet, reconocido pintor de paisajes marinos de la época.

El regreso a Madrid y sus últimos años

En 1789, tras el fallecimiento de Carlos III, Paret pudo regresar a Madrid. En 1792, fue nombrado vicesecretario de la Real Academia y secretario de su comisión de arquitectura. Aunque Paret demostró un notable dominio de la teoría arquitectónica en sus planos y dibujos, sus obras en este campo carecían de interés y solidez.

En sus últimos años, Paret también participó en debates sobre la enseñanza de la pintura en la Real Academia. Sin embargo, sus opiniones reflejaban una adhesión a los principios neoclásicos establecidos por Anton Raphael Mengs en la década de 1760, lo que sugiere que había perdido la originalidad que caracterizó sus primeras obras.

El legado de Luis Paret Prado

Aunque su nombre no es tan conocido como el de otros pintores de su época, el legado de Luis Paret Prado perdura en sus obras. Su estilo rococó francés y su habilidad para capturar la belleza de los paisajes marinos lo convierten en un artista único en la historia del arte español. Sus cuadros de gabinete para el infante don Luis y sus vistas de puertos del norte de España son testimonio de su talento y maestría.

Zapatos de prado: elegancia y comodidad

Autorretrato en el estudio: Una mirada a la vida de Luis Paret Prado

Una de las obras más conocidas de Paret es su Autorretrato en el estudio, que se encuentra en el Museo del Prado. Esta pintura muestra a Paret vestido con elegancia, sentado en su estudio con una paleta en el suelo junto a un volumen, un dibujo a sanguina y una carpeta. En el caballete, se puede ver una pintura ovalada con un naufragio, posiblemente alusiva a una aventura náutica que vivió.

El estudio también está decorado con dos bustos antiguos, que se cree representan a Séneca y Ovidio. Esto refleja la afición de Paret por la literatura clásica y su dominio del griego y el latín. Durante su estancia en Roma, Paret tradujo al español los Diálogos de Luciano de Samosata y firmó muchas de sus pequeñas pinturas en griego.

En el inventario de la biblioteca de Paret se encuentran numerosas obras de autores clásicos, algunas en su versión original, así como álbumes de grabados de artistas como Hogarth, Bourdon, Stubbs, Vernet y Guercino. Estos elementos revelan la pasión de Paret por el conocimiento y su interés por el arte en todas sus formas.

Luis Paret Prado fue un destacado pintor español del siglo XVIII, conocido por su estilo rococó francés y sus vistas de puertos del norte de España. Aunque su relación con el infante don Luis terminó de forma trágica, Paret dejó un legado artístico importante que merece ser reconocido. Su habilidad para capturar la belleza de los paisajes marinos y su dominio del color y la luz lo convierten en uno de los pintores más destacados de su época.

Madonna del prado de rafael: obra maestra renacimiento

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas Información