Cristina iglesias: escultora de las puertas del prado

Contenido
  1. La donación de Plácido Arango
  2. La pareja de Cristina Iglesias
  3. Una pareja misteriosa y glamourosa
  4. La historia de Plácido Arango
  5. La pasión por el arte
  6. La vida de Cristina Iglesias
  7. El legado de Plácido Arango

El Museo del Prado es uno de los principales referentes del arte en España y en el entorno. Cada año, millones de visitantes acuden a admirar las obras maestras que alberga en sus salas. Sin embargo, no solo las pinturas son dignas de admiración en este museo, sino también las esculturas que adornan sus puertas.

La donación de Plácido Arango

Este martes trascendía la donación al Museo del Prado de 25 obras maestras de la colección de arte antiguo del magnate Plácido Arango. Un grupo de zurbaranes y goyas, entre otros cuadros con derecho a usufructo vitalicio por parte de su propietario, que enriquece las colecciones del Renacimiento y Barroco de la pinacoteca.

Con esta donación, junto a otra que hizo en 1991 de 80 grabados de la serie Caprichos de Goya, Arango se proclama uno de los grandes benefactores del Museo, cuyo Patronato presidió de 2007 a 201Sin embargo, el empresario de origen mexicano (que junto a sus hermanos Jerónimo y Manuel poseía en 2011 una fortuna de 000 millones y eran la quinta familia más rica de México), prefiere ser un gran mecenas en la sombra.

La pareja de Cristina Iglesias

A sus 84 años, Plácido Arango es un hombre culto, inteligente y rico por el que muchas mujeres han vibrado. Su pareja actual es la escultora Cristina Iglesias, autora del portón-pasaje de bronce que abre la ampliación del Museo del Prado.

Cruz roja salamanca calle prado: ayuda humanitaria en acción

Cristina, muy bella a los 59 años, es una de las artistas más cotizadas de su generación. Viuda del también genio Juan Muñoz, con quien tuvo dos hijos hoy veinteañeros (Lucía y Diego, que han estudiado Cine e Ingeniería en EEUU), tiene su taller-estudio en Torrelodones. Donostiarra de nacimiento, cuenta con obra expuesta en el Pompidou, el Guggenheim y el MOMAde Nueva York, el MACBA, el Reina Sofía y la Tate Gallery.

Una pareja misteriosa y glamourosa

Plácido y Cristina forman una de las parejas artísticas más misteriosas y glamourosas de este país. Ella, más joven, se prodiga más que él por Bienales o en cenas con sus amigos los embajadores de EEUU en España, James Costos y Michael Smith. Plácido pertenece a ese selecto club de benefactores del Museo del Prado como los Várez Fisa y los Cambó.

La historia de Plácido Arango

Nacido en Tampico (México) en 1931 en una familia de emigrantes labriegos que procedía del pueblecito asturiano de Salas, su padre, Jerónimo, abrió una fábrica textil en 1930, antesala de la cadena de supermercados Aurrerá que les hizo millonarios. Arango volvió a España en 1965 y trajo Aurrerá consigo.

El primer Vips data de 1969, cuando unieron dos cafeterías de la familia situadas juntas en Madrid, haciendo de uno de los locales una tienda anexa con prensa, dulces y regalos. Hoy, el Grupo Vips (al que pertenecen Gino's, Wok, Starbucks, Friday's y más negocios de hostelería, aunque vendieron el 30% a Goldman Sachs en 2006) factura más de 300 millones al año.

Cuadro de las meninas: obra maestra de velázquez

La pasión por el arte

Plácido ha asegurado que su pasión por el arte no le viene de familia: pasé de comprar cuadros al casarme para llenar las paredes de mi casa a adquirirlos por su importancia artística. Su primera esposa fue Teresa García-Urtiaga, la madre de sus tres hijos: Plácido, Maite y Paco. Paco ha sido el más popular de la familia, ya que lanzó un disco en los 90 y uno de sus videoclips lo protagonizó Ana Obregón. Hoy preside la Fundación Aladina, una ONG que ayuda a niños enfermos de cáncer.

La vida de Cristina Iglesias

Por su parte, Cristina Iglesias proviene de una familia de intelectuales. Empezó químicas, carrera que abandonó para aprender cerámica en Barcelona. Luego viajó a Londres, en cuya Escuela de Arte de Chelsea conoció a Juan Muñoz. Se casaron y tuvieron dos hijos, pero él falleció de forma prematura antes de cumplir 40. La artista conoció a Plácido cuando él era patrono del Museo del Prado y desde entonces no se han separado. Ella, Premio Nacional de Artes Plásticas en 1999, le califica de gran compañero.

El legado de Plácido Arango

Hoy Plácido Arango vive para Cristina y para el arte. No conforme con su donación al Museo del Prado, ya ha comprometido parte de su patrimonio artístico al Museo de Bellas Artes de Asturias, su tierra. Su legado como mecenas y amante del arte perdurará a través de las obras que ha donado y de las que aún está por donar.

Cristina Iglesias es una reconocida escultora que ha dejado su huella en el Museo del Prado con las puertas de bronce que ha creado. Su relación con Plácido Arango, un gran mecenas del arte, ha sido clave en su carrera y en el enriquecimiento de las colecciones del Museo. Ambos forman una pareja misteriosa y glamourosa que ha dejado su marca en el entorno del arte.

Consigna prado de san sebastián: guarda tus pertenencias de forma segura

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas Información