María prado: energía y compromiso en acción

Contenido
  1. Un Cambio de Estilo de Vida
  2. Retiros y Talleres de Meditación
  3. Una Vida Llena de Pasiones
  4. Una Vida Llena de Estilo

María Prado es una mujer excepcional. Hija de los marqueses de Caicedo y duquesa de Tarifa, lleva una vida muy distinta a la de una aristócrata común. Es una persona activa, llena de proyectos y comprometida con todo lo que emprende. Su historia comenzó hace 12 años, cuando a los 32 años le fue diagnosticado un cáncer de mama. Este fue un golpe muy duro para ella y su familia, ya que sus hijas Cecilia y Allegra eran muy pequeñas en ese momento.

Sin embargo, con el tiempo, María aprendió a ver la enfermedad como un regalo, a pesar de su aspecto desagradable. El sufrimiento actuó como un catalizador y cambió su vida por completo. Después de someterse a una cirugía radical bilateral y una reconstrucción, decidió dejar su trabajo como directora comercial de la firma Chloé en España y cambiar su estilo de vida, alimentación y ejercicio.

Un Cambio de Estilo de Vida

María Prado decidió adoptar una alimentación orgánica y de temporada, así como practicar yoga, meditación e investigar el mindfulness. Actualmente, se describe a sí misma en Instagram como madre de adolescentes, dos perros y dos gatos. amante de la musicoterapia. a veces escribo. a veces canto. Para ella, su filosofía de vida es vivir plenamente cada momento, sin detenerse en pensamientos negativos.

María considera que su enfermedad fue una bendición disfrazada, ya que la llevó por el camino de su verdadera vocación. Le brindó paz interior y la oportunidad de descubrir su pasión por la terapia y el desarrollo personal. Actualmente, María es terapeuta y facilitadora de desarrollo transpersonal, así como consultora en mindfulness, el método creado por Jon Kabat-Zinn para reducir el estrés a través de la meditación.

Champiñones de prado: delicia nutritiva y sabrosa

Retiros y Talleres de Meditación

María organiza talleres, clases y ejercicios a distancia, así como consultorías para empresas. Además, lleva años organizando sesiones de meditación activa en los jardines de Alcuzcuz, la casa mañagueña del ya fallecido decorador Jaime Parladé. También ofrece retiros en el Pazo de Oca, una de las propiedades más impresionantes de la familia de su marido. Estos retiros son tan enriquecedores para ella que no los considera un trabajo en sí.

En estos talleres y retiros, María recibe a todo tipo de personas, sin importar su origen o estatus social. Su objetivo es ayudar a los participantes a encontrar la paz interior, reducir el estrés y vivir una vida más plena. Su labor se ha vuelto aún más relevante durante la pandemia, ya que ha brindado sesiones gratuitas de mindfulness a través de su cuenta de Instagram, llegando a conectar con hasta 600 personas de todo el entorno.

Una Vida Llena de Pasiones

María Prado no se limita solo a su trabajo como terapeuta y facilitadora de desarrollo personal. También organiza talleres de arteterapia y musicoterapia bajo el nombre de Emocionarte. Estos talleres se centran en la música y exploran disciplinas como la pintura, el psicoteatro, la expresión corporal y la escritura creativa. María comprende la importancia de enfrentar y sentir todas las emociones, incluso aquellas que consideramos negativas, en lugar de intentar ignorarlas o evitarlas.

Otra de las pasiones de María es el flamenco, una afición que ha tenido desde pequeña. En sus cursos de meditación ha colaborado con reconocidas figuras del arte flamenco. Además, hace un año se convirtió en la directora del primer festival de arte jondo de Sotogrande, junto al guitarrista El Perla y Dionisiso Hernández-Gil, dueño del Beach Club Trocadero. Este festival recibió a grandes artistas como Estrella Morente, Diego el Cigala, Remedios Amaya y Farruquito.

El heno de prado: alimentación esencial para roedores

Una Vida Llena de Estilo

A sus 42 años, María Prado sigue siendo una mujer estilosa y elegante. En 2002 contrajo matrimonio con Pablo de Hohenlohe, nieto de la Duquesa de Medinaceli, en una boda que fue considerada el acontecimiento social del año. Entre los invitados se encontraban algunas de las damas más elegantes de ese momento, como Alicia Koplowitz, Isabel Sartorius, Eugenia Martínez de Irujo y Ana Gamazo de Abelló. María lució un hermoso vestido diseñado por Javier Larraínzar y una tiara de familia adornada con brillantes y perlas.

Hoy en día, María Prado vive con su esposo y sus dos hijas en Istán, cerca de Marbella. Durante la pandemia, ha utilizado las redes sociales para compartir su sabiduría y ayudar a otros a encontrar la paz interior a través de la meditación. Su compromiso y pasión por ayudar a los demás la convierten en una mujer extraordinaria y admirable.

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte contenidos y servicios personalizados a través del análisis de la navegación. Acéptalas o configura sus preferencias. Mas Información